Una investigación de la Universidad Católica Argentina recibió un premio de la Academia Nacional de Medicina.

El equipo de investigadores dirigido por el Dr. Germán González e integrado por Celeste Bettazza, Pablo Cassaglia, Florencia Sofía Fontana Estevez, Verónica Miksztowicz, Celina Morales, Sofía Noli Truant y Federico Penas obtuvo en abril el Premio Rafael A. Bullrich 2020 por su trabajo “La mutación de Galectina 3 altera la infiltración de macrófagos, la reparación y el remodelamiento post infarto de miocardio”. Este reconocimiento es otorgado por la Academia Nacional de Medicina al mejor trabajo experimental o clínico sobre Cardiología.

“Nuestro trabajo investigó el rol que cumple una proteína llamada Galectina 3, que pertenece a la familia de las lectinas (proteínas que se unen a azúcares) y tiene la capacidad de regular la actividad de células inflamatorias y reparativas durante el proceso reparativo (cicatrización) como ocurre en el infarto de miocardio”, explica el Dr. González, jefe del Laboratorio de Patología Experimental Cardiovascular e Hipertensión Arterial del Instituto de Investigaciones Biomédicas (BIOMED-UCA-CONICET).

“Asimismo, evaluamos de qué manera ese efecto repercute en una sucesión de cambios morfológicos que ocurren en forma global en un corazón que sufrió un infarto de miocardio y que podría evolucionar a insuficiencia cardiaca”, precisa el investigador. El Dr. González señala que previamente no se había estudiado el rol de Galectina 3 en la evolución temporal del proceso reparativo y el remodelamiento y la función ventricular post infarto de miocardio, por lo que este trabajo aporta nuevos conocimientos en el tema.

Gracias a este estudio, el equipo pudo demostrar que la Galectina 3 es un factor esencial en la regulación temporal del proceso de cicatrización post infarto de miocardio y que cumple un rol determinante en la evolución temporal del infarto, en el cambio fenotípico de macrófagos (llamados M1 y M2) que infiltran la pared ventricular infartada. Además, esa regulación de la Galectina 3 indirectamente tiene repercusión en la evolución morfológica y funcional del corazón en su conjunto.